Pinza inteligente para componentes pequeños con mantenimiento activo de la fuerza de agarre activo

2019-05-15
La pinza paralela inteligente SCHUNK EGI, con interfaz PROFINET-IRT, se diseñó especialmente para tareas de manipulación exigentes y diversas en aplicaciones electrónicas, farmacéuticas y de laboratorio.

Con una carrera programable individualmente de hasta 57,5 mm por mandíbula y una fuerza de sujeción ajustable de forma flexible de hasta 100 N, la robusta y resistente pinza mecatrónica puede manipular una enorme variedad de piezas de trabajo. Gracias a su inteligencia integrada, pueden manejarse con suavidad y fiabilidad incluso componentes flexibles o sensibles a la deformación o a la fractura. Esto hace que la puesta en marcha sea extremadamente fácil.

El mantenimiento activo y especialmente desarrollado de la fuerza de sujeción de la SCHUNK EGI garantiza el mantenimiento casi completo de la fuerza de sujeción acumulada, incluso en caso de corte de corriente o parada de emergencia, una clara ventaja en comparación con las pinzas mecatrónicas convencionales del mercado.

A diferencia de las pinzas con mantenimiento convencional de la fuerza de agarre mediante resortes, la carrera de rebasamiento del dedo de la pinza en el estado de bloqueo es mínima. Esto significa que la SCHUNK EGI contribuye de forma importante a la prevención de accidentes causados por piezas deprendidas o atrapamientos.

Puesta en marcha cómoda

Una amplia gama de funciones combinadas con una puesta en marcha sencilla: Se puede utilizar un servidor web integrado estándar para configurar todas las funciones básicas sin necesidad de software adicional. Las características añadidas aumentan el nivel de comodidad: el movimiento de la mordaza se puede controlar manualmente con la pinza en el modo de arrastre, lo que ofrece ventajas como, por ejemplo, después de una parada de emergencia.

La función de "referenciación ampliada" también se puede utilizar para almacenar una carrera máxima individual y establecerla como límite exacto en el software, lo que ayuda a simplificar la programación. Con su interfaz PROFINET certificada y compatible con IRT (categoría C), SCHUNK EGI cumple todos los requisitos para aplicaciones de alto rendimiento.

La posición del dedo de la pinza, las fuerzas de sujeción y la velocidad de cierre pueden ser detectadas y controladas prácticamente sin demora. También son posibles posiciones intermedias y referencias especiales para la pinza. El primer paso es la estandarización de la pinza inteligente para piezas pequeñas de tamaño 80. Ya se han hecho planes para incluir tamaños adicionales. Además, el alcance funcional debería ampliarse aún más mediante actualizaciones de los programas informáticos.

www.schunk.com